¿Qué son los fondos indexados?

Los fondos indexados son una tipología de fondos de inversión que buscan replicar un índice bursátil. Es decir, en lugar de que un gestor elija los activos según su criterio, se invierte en todas las empresas de un índice bursátil (como podría ser Ibex 35 en España o el S&P 500 en Estados Unidos). A esta estrategia de inversión también se la conoce como gestión pasiva.

La gestión pasiva o indexada tiene grandes ventajas:

  • Las comisiones son muy bajas: Se evita tener que pagar todas las horas de investigación de los analistas y gestoras, así como los informes necesarios para analizar el mercado. Solo hay una cosa segura en la inversión y son las comisiones que pagarás cada año. Esto marcará la rentabilidad a largo plazo.
  • La diversificación es muy elevada: Los fondos indexados replican todas las empresas del índice lo que permite tener la máxima diversificación. Por ejemplo, con un solo fondo que replique el índice MSCI World se diversifica entre las mayores 1.600 empresas de los 23 países desarrollados del mundo.
  • A largo plazo la rentabilidad potencial es mayor a los fondos tradicionales: A 10 años, más del 98% de fondos no consiguió superar su índice bursátil de referencia a nivel global (estudio). Invertir en un fondo indexado con bajas comisiones permite tener más probabilidades de obtener una rentabilidad mucho más elevada que la media. Dicho esto, ten en cuenta que rentabilidades pasadas no garantizan resultados futuros.