¿Qué diferencia hay entre inversión automatizada e inversión manual?

Los roboadvisors permiten invertir en fondos indexados de forma fácil y automatizada. Deberás realizar un sencillo test que determinará la cartera más adecuada para tu perfil y, a partir de ahí, podrás empezar a invertir sin tener que hacer nada más.

Periódicamente y de forma automática se reajustará tu cartera para controlar el riesgo de tu cartera y así aprovecharte del diferente comportamiento que hayan tenido los activos. Esto permite permitir comprar activos «baratos» y vender los «caros», lo que permite obtener una mayor rentabilidad a largo plazo (estudio).

Por otra parte, invertir de forma manual significa seguir el método tradicional. Te das de alta en un banco o broker, eliges los activos en los que quieras invertir según tu perfil y emites las ordenes de suscripción.

Periódicamente deberás revisar tus inversiones para reajustar tu cartera si así lo consideras oportuno.

El servicio añadido de los roboadvisors implica un coste adicional que si lo hicieras por tu cuenta, aunque sigue siendo entre el 70 y 80% más barato que invertir en fondos de inversión tradicionales (conocidos como gestión activa).